Que no te prohiban dudar

Ayer mismo, en la presentación del blog, concluía con la duda de la existencia de las “verdades universales” en las ciencias sociales…Siendo criminóloga y habiéndose mis profesores empeñado en mostrarme los estudios científicos, en la base de lo empírico sobre todas las cosas ( cual deidad del comportamiento  humano), siempre he tenido dudas al respecto.

Al comienzo de mi andadura y con las primeras tomas de contacto con los trabajos de investigación, mi entorno académico me hacía sentir rechazada ante mi incredulidad sobre los resultados “verídicos” que todos, con gran profesionalidad, me mostraban. Tanto fue así, que dudé sobre mi vocación y mi valía como criminóloga, ya que parecía incompatible con mi malformación pasional, humanística-social y mi pasión por lo subjetivo de la mente  humana. Finalmente, como soy muy cabezota, continué con mi trayectoria, eso si, ¿Os cuento un secreto? Nunca me resultó una locura rechazar las teorías científicas como medio de explicar el fenómeno delictivo.

Un buen “colega”  de tantos que lograron enseñarme cosas interesantes, un día, hizo frenar mi desasosiego. Popper también tenía dudas sobre el sistema científico ( entendido como conjunto de hipótesis interrelacionadas que pueden someterse a contrastación a través de la observación de los hechos) , en concreto, el expresa sus dudas sobre la posibilidad de la refutación (he de decir que acaba creyendo en la posibilidad del método científico)

Son 3 ideas básicas las que, en ocasiones, me han hecho alejarme de la criminología basada en el método científico.

Por un lado, las leyes generales de las ciencias humanas y sociales se mantienen por sus defensores, sin embargo, se empeñan en reconocer supuestos que la contradicen en lugar de basarse en explicar por qué las defienden

Estos defensores, que buscan refutaciones, no especifícan bajo qué condiciones son aplicables.

Por último, ¿Qué sucede con lo casos hipotéticos?

A priori, el método científico no es capaz de captar ni la naturaleza ni la complejidad del comportamiento humano o social. Según Adorno, no pueden captarse inmediatamente debido a que el objeto de la sociología, la sociedad y sus fenómeno, no son homogéneos en ningún tipo. Por tanto, ¿cómo se puede asegurar que  hay un método observable eficaz para la denominada ciencia natural básica?

Y después de tantas dudas, digo yo , si no hubira una confianza provisional en el método, no conoceríamos la existencia de correlatos tales como la edad y el género en relación al delito. Y es que después de todo… claro que cabe la duda, que no hay nada que nos indique con certeza que el método científico es la base del estudio de la criminología, pero el ser humano es observable y puestos a refutar las verdades universales de las ciencias sociales… tendría que haber comenzado por rechazar la idea “universal” ( en mi propio universo) de la incompatibilidad del método científico, teniéndolo como una opción más.

Sigo incrédula a las afirmaciones tajantes en lo que respecta al ser humano, pero el método cualitativo fue quien me permitió hacer un estudio sobre la seguridad ciudadana de la Comunidad de Madrid… sea  o no el correcto, fue un gran aliado.

Quizás, mis catedráticos tenían razón, para comprender el objeto de estudio que nos interesa tenemos que reclamar a la interpretación , pero  ésta tiene que ser de unos datos empíricos basados en la criminología comprensiva; sin embargo, si  yo no hubiera tenido dudas, no hubiera conocido a Popper, no hubiera crecido como criminóloga y no hubiera escrito este blog .

Que no te prohiban dudar. Duda siempre, es el inicio del interés, y éste del análisis de la información.

Y recuerda , solo quizás La criminología es la ciencia del delito

Acerca de Ius Propio

Quizás sea uno de esos días en los que me da por juzgar al mundo, quizás mi verborrea acapare las cosas interesantes que hoy me dicen, quizás esto solo será un intento más de contar… o quizás no…

El derecho a la libre expresión “es uno de los más fundamentales, ya que es esencial a la lucha para el respeto y promoción de todos los derechos humanos. Sin la habilidad de opinar librememte, de denunciar injusticias y clamar cambios – el hombre está condenado a la opresión”.  

Es por ello que creo este  blog, para canjear mi derecho a expresarme libremente, para crear mi  “ius propio” – Derecho propio- a interpretar , a contar, a decir… sin limitaciones más allá que la veracidad  (lo que quepa de veracidad en la subjetividad de mi derecho propio) y libertad ( tanta como queráis tener para compartir opiniones y comentarios). Os propongo crear nuestras normas, imponer nuestros derechos y decidir nuestras obligaciones… hacer de la quimera social nuestra realidad intangible…

Introduzcámonos en la posibilidad de debatir y obviar “verdades universales” en las ciencias sociales que nunca tienen explicación universal.